Resumen

El artículo muestra que en Uruguay y Chile el capital social de los individuos tiene efectos significativos sobre el logro ocupacional, descontados los efectos demográficos, educativos y laborales. En ambos países, el logro ocupacional encuentra una parte de su explicación en los contactos sociales, pero se aprecia un contraste en Chile, donde éstos tienden a incrementar la desigualdad. En los dos países el acceso a ocupaciones formales se asocia a un logro de estatus mayor para mujeres, pero el ejercicio de posiciones de autoridad tiene un efecto más fuerte para los hombres. Los datos provienen de las encuestas emote en Uruguay y enes en Chile.