Lineamientos de ética y buenas prácticas

 

  1. Obligaciones del Comité Asesor Interno y del Director de la revista:
    1. El Comité Asesor Interno considerará los manuscritos presentados para su publicación únicamente a partir de los méritos académicos y científicos de cada texto y de su afinidad temática con las áreas de especialización de la revista.
    2. La responsabilidad de enviar a dictamen o rechazar un manuscrito descansa en el Comité Asesor Interno.
    3. En caso de que los dictámenes no coincidan, el Director de la revista decidirá sobre la publicación o no del artículo.
    4. El Director y el Comité Asesor Interno son responsables de preservar el principio de doble ciego a lo largo de todo el proceso de dictamen, y no podrán dar a conocer los nombres de los dictaminadores o autores bajo ninguna circunstancia.
  2. Obligaciones de los autores:
    1. Los autores deberán seguir las “Directrices para autores” establecido por la revista.
    2. Los autores sólo podrán presentar investigaciones originales y de autoría propia. No se aceptarán investigaciones ya publicadas.
    3. Los autores no deberán presentar simultáneamente el mismo artículo para su publicación en otras revistas.
    4. Los autores harán constar en las citas y referencias, y en la bibliografía, las fuentes utilizadas para su investigación.
  3. Obligaciones éticas de los dictaminadores:
    1. Los dictaminadores tienen la obligación de evaluar los manuscritos estrictamente por su mérito académico y científico. Las críticas personales no son aceptables.
    2. Los dictaminadores tienen la obligación de rechazar evaluar cualquier manuscrito que no se encuentre dentro del área temática específica de su competencia.
    3. Los dictaminadores tienen la obligación de hacer saber al Director si identifican que existe conflicto de interés, derivado de relaciones directas de colaboración o competencia con los autores, así como de rechazar dictaminar manuscritos en los que tal conflicto de interés impida una evaluación objetiva.
    4. Los dictaminadores deberán tratar el manuscrito bajo revisión como un documento confidencial.
    5. Los dictaminadores no deberán utilizar directamente en su propio trabajo información, argumentos o interpretaciones contenidas en un manuscrito que dictaminen, antes que este manuscrito haya terminado la fase de dictamen.