Resumen

Esta nota presenta resultados de un estudio desarrollado en la Ciudad de México con mujeres de sectores populares en ocupaciones consideradas masculinas y femeninas. Participaron 109 mujeres en grupos de discusión y en entrevistas en profundidad. El análisis muestra pistas de una des-generización de las relaciones familiares y de pareja, que se vuelve posible cuando los cambios sociales y culturales conducen a un borramiento de las fronteras entre los mundos masculino y femenino que sustentan la división sexual del trabajo. Aparece una tensión entre el deseo de mayor igualdad de género y la resistencia a aceptarla. Todas las mujeres reproducen el discurso de la pareja igualitaria como utopía, pero mantienen férreamente el modelo diferenciado, tanto por identificación como por estrategia, ante los riesgos del individualismo consumista que perciben en su medio y que amenaza especialmente a sus hijos.