Resumen

Los trabajos sobre desigualdad social en América Latina han estudiado principalmente la desigualdad de condición, dejando de lado los mecanismos que contribuyen a la persistencia de la desigualdad a lo largo del tiempo. Se ha sugerido que para identifi car estos mecanismos es necesario analizar la desigualdad de oportunidades; es decir, la forma en que las brechas de origen en circunstancias sociales se convierten en destinos socialmente heterogéneos. Partiendo de la perspectiva del curso de vida, en este artículo exploro la magnitud de los efectos de las circunstancias sociales de origen en un conjunto de resultados educativos y ocupacionales ocurridos durante la fase del curso de vida conocida como transición escuela-trabajo (edad al dejar la escuela, años de escolaridad, edad de entrada al trabajo, y clase social de entrada al trabajo). El análisis indica que, incluso en un entorno con mayor abundancia relativa de oportunidades como la Ciudad de México, persiste una estrecha asociación entre la desigualdad en orígenes sociales y la desigualdad en estos resultados, incluso después de controlar por una serie de variables sociodemográficas. Estos resultados contribuyen a destacar la importancia de la transición escuela-trabajo como una etapa crucial en el proceso de reproducción intergeneracional de la desigualdad a lo largo del curso de vida.