Resumen

El artículo indaga las relaciones sociales a que están sujetas las castigadas en la cárcel N° 50 del Complejo Penitenciario Batán a partir del análisis de los castigos cotidianos. La fuente documental la constituye una copia del Libro de faltas de la cárcel que detalla los castigos aplicados desde junio de 2010 hasta agosto de 2013. Los hallazgos indican que los castigos cotidianos se caracterizan por su cinismo y violencia. Son polivalentes en sus funciones en la medida en que son una forma de gobierno directo, pero también contribuyen al funcionamiento de la tercerización del control carcelario, al funcionamiento de un mercado informal y al ocultamiento de prácticas de tortura. Por otro lado, permiten observar prácticas de resistencia de las castigadas y corroborar entonces que las relaciones de poder para mantenerse necesitan de un ejercicio cotidiano que garantice su reproducción.