Resumen

Desde una perspectiva sociológica, la pobreza no sólo es relativa, sino que está construida socialmente, lo que nos conduce a interrogarnos por aspectos tanto materiales como simbólicos. Las dimensiones culturales afectan tanto las relaciones entre las clases sociales, el discurso público sobre la pobreza, las representaciones y experiencias, como las políticas e instituciones que emergen con relación a la misma. En el debate contemporáneo sobre la pobreza, si bien se reconoce su importancia, estas dimensiones no han sido sufi cientemente exploradas en los estudios sobre el tema. A fi n de indagar sobre las posibles rutas teóricas e implicaciones empíricas para su abordaje, se analizan los conceptos de marcos y repertorios culturales, límites simbólicos, narrativas y capital cultural, destacando su utilización en diversas investigaciones sobre la pobreza. La potencialidad de estos conceptos radica en su apertura para dar cuenta de la heterogeneidad de experiencias, signifi cados y respuestas posibles frente a constreñimientos estructurales semejantes, permitiendo desmontar los estigmas y estereotipos sobre “los pobres” y “su cultura” emergentes de las tesis de la “cultura de la pobreza”. Finalmente, se enfatiza la necesidad de indagar acerca de los mecanismos mediante los cuales las dimensiones culturales contribuyen a generar y reproducir la desigualdad en una sociedad particular.